Megaconstrucciones

Posted on
Megaconstrucciones

Cuando escuchamos o leemos el término Megaconstrucciones, inmediatamente pensamos en las estructuras de gran envergadura más icónicas del mundo. Podemos empezar por estructuras tan antiguas como las famosas Pirámides de Giza en Egipto o la Gran Muralla China, hasta llegar a las mas recientes como el Canal de Panamá o el puente más largo del mundo, el Donghai en China.

Sin embargo, estas no son las únicas construcciones en el mundo dignas de llevar el nombre de Megaconstrucciones. Algunos edificios e incluso casas de familias tienen dimensiones tan impresionantes y algunas características tan irreales que los podríamos llamar Megaedificios y Megacasas.

Pero…

¿Qué se necesita para que un edificio o casa caiga en el rango de Megaconstrucciones?

Por supuesto, la primera y más importante característica sería el tamaño. Sin embargo, esto puede llegar a ser un poco subjetivo, ya que para algunas personas una casa podría ser una Megacasa mientras que para otras simplemente una casa grande.

Para darnos una idea, generalmente los especialistas hablan de Megacasas o Megamansiones cuando estas cubren un área de más de 1500 metros cuadrados, dimensiones que sin lugar a duda son deslumbrantes y en las que podemos incluir numerosas habitaciones.

Por otro lado, las Megacasas presentan características que parecen sacadas de las pelis (algunas realmente aparecieron en pelis), entre las cuales podemos mencionar:

  • Lagos artificiales con diferentes especies de animales. Incluso alguno con una sala de billar sumergida y con acceso a través de un túnel desde la mansión.
  • Piscinas temporizadas con estéreo bajo el agua y piscinas de agua salada.
  • Salas recreacionales que incluyen canchas de bolos, paredes de escalada y muchas cosas más.
  • Bares, discos, cines e instalaciones de spa.
  • Instalaciones deportivas abiertas y techadas.

Por supuesto la lista podría continuar con cosas que quizás ni nos podríamos imaginar. Si a todo esto sumamos que la mayoría de las megacasas más modernas utilizan las más altas tecnologías relacionadas con la domótica, fácilmente podríamos estar hablando de que las casas de ciencia ficción se han vuelto una realidad.

Algunas de las características domóticas más comunes en las megamansiones son:

  • Control inteligente de la luminaria tener un consumo energético más eficiente.
  • Cerraduras inteligentes para aumentar la seguridad.
  • Control inteligente de persianas para mayor aprovechamiento de la luz solar y mayor confort.
  • Termostatos inteligentes que ajustan la temperatura de acuerdo con el número de personas presentes y según las preferencias aprendidas.
  • Control inteligente de dispositivos de audio y video.

Aunque este tipo de casas parece que no va a desaparecer y cada vez vemos más construcciones de este tipo, la tendencia en cuanto al futuro de la vivienda parece ser otro, especialmente en las grandes ciudades.

Los Megaedificios

Las grandes ciudades tienen el reto de seguir creciendo a pesar de que el área que ocupan se este acabando. Además, con los problemas ambientales que se han experimentado en años recientes, como el calentamiento global y los cambios climáticos, las metrópolis mundiales necesitan realizar cambios que les permitan ganar áreas verdes y combatir estos problemas utilizando los beneficios de la naturaleza. Así, la calidad de vida en dichas ciudades aumentará y más gente estará decidida a vivir en ellas.

La solución ya tiene nombre y apellido, y se trata de la construcción de edificios conocidos como edificios de múltiples usos o usos mixtos. Con estas Megaconstrucciones se logra llevar el crecimiento de la ciudad a una orientación vertical, buscando a la vez garantizar que los ciudadanos tengan vivienda, movilidad y acceso a los recursos necesarios para cubrir sus necesidades básicas.

Se trata básicamente de incluir en un mismo edificio vivienda, trabajo y comercio o como dicen los expertos de bienes raíces de Colliers International, estas megaconstruccionescombinan múltiples usos dentro de un misma propiedad, edificio o desarrollo, tales como fines residenciales, de oficinas, hoteles, centros comerciales, espacios industriales y lugares comunitarios”.

Además, estos edificios se consideran megaconstrucciones porque alcanzan alturas exorbitantes, siendo uno de los más altos y más famosos el Burj Khalifa en Dubái, con 163 pisos para un total de 828 metros.

Para que estos edificios cumplan con su función se necesita combinar una serie de tecnologías que se basan en el concepto de edificación autosustentable, ya que es necesario que tengan su propia forma de generar energía, almacenar y distribuir recursos sanitarios como el agua, control de clima y ventilación, entre otros aspectos que garanticen su habitabilidad.

Según un reporte publicado por el Council on Tall Buildings and Urban Habitat (CTBUH) en el 2015, 41% de los 100 edificios más altos del mundo eran de uso mixto, y podemos estar seguros de que ha incrementado y seguirá así en los próximos años.

Consideraciones finales

El mundo de las Megaconstrucciones claramente tiene un futuro prometedor gracias a todos los avances científicos y tecnológicos que estamos viviendo en el presente. El desarrollo de nuevos materiales y tecnologías que permitan la autosustentabilidad de este tipo de casas y edificios nos permite dejar volar nuestra imaginación y pensar que muy pronto estaremos viendo ciudades completamente verticales.

0 Comments

Leave a comment

Your email address will not be published.

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Pin It on Pinterest

Shares
Share This