Artículos Técnicos
0

El coche eléctrico

Mucho se habla hoy día de la nueva generación de motores eléctricos, algunos especialistas hablan de fraude, otros de utopía y algunos de esperanza. Como en cualquier mercado cada lobby tiene su interés, algunos intentan coaccionarnos a través de la televisión, prensa e internet pero… ¿Quién nos dice la verdad? Bien, como en cualquier aspecto de la automoción todos tienen una parte de razón, hoy por hoy que todas las personas cambiemos nuestro automóvil por uno eléctrico sería una utopía, pero la instalación progresiva de puntos de carga fomentará que poco a poco y de manera progresiva vayamos renovando el parking automovilístico del país.

En cuanto a los que lo llaman como el gran invento del siglo XXI, mucho me temo que nos están engañando pues en los años ‘60 el servicio postal de correos intento poner toda su flota con vehículos eléctricos, además recibió varios premios por su intento.

La principal ventaja que presenta el coche eléctrico es el gasto económico que al consumir una energía como la electricidad su precio es menor y por ello es más competitivo. Esta cuestión anterior con la adquisición de vehículos eléctricos se ira convirtiendo en una mentira, al igual que cuando se comenzó a utilizar el motor diésel para turismos, su precio era muy bajo pero de manera directa al crecimiento del número de vehículos diésel también creció el costo de su carburante. Además hay que añadir que esta energía podríamos obtenerla de manera limpia a través de una fuente de energía renovable.

La siguiente ventaja seria a la hora de visitar al mecánico, nuestro coche eléctrico carecería de aceites y lubricantes, y de muchas menos piezas que un coche de gasolina o diésel por ello el riesgo de tener una avería es mucho menor.

La ultima ventaja seria la ausencia de ruidos por lo que evitamos la contaminación acústica y al carecer del cigüeñal reducimos muchísimo las vibraciones pudiendo realizar modelos mucho más ligeros en peso.

Como todo, no solo hay ventajas sino que tiene muchas desventajas la primera que apenas hay punto de repostaje en nuestras carreteras, por ello hoy día realizar un viaje de largo trayecto seria casi inviable.

De momento el desembolso para la compra de un coche eléctrico es mucho mayor que para un coche con una motorización tradicional. Además los tiempos de carga de las baterías no son óptimos y tardan bastante tiempo aproximadamente 8 horas en su carga completa. El problemas más grave sería que los talleres a los cuales tienes que dirigirte tienen que estar especializados en este tipo de materia y hoy por hoy, esta mano de obra especializada escasea.

Como conclusión podemos asentar que hoy por hoy nos supondría un atraso en el desarrollo de nuestras funciones diarias la adquisición de un vehículo eléctrico pero dentro de un tiempo relativamente corto, aproximadamente 10 años, este vehículo se adaptará por completo a nuestro ritmo de vida.

 

Related Posts
Grandes obras de ingeniería
Motores de combustión interna y externa
Diseño Industrial: historia y evolución

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Blog de Noticias, Novedades y Promociones del Grupo de Empresas CARMAN