Calificación energética
Artículos Técnicos
0

Sentido de la Calificación Energética en las Viviendas

 Calificación Energética en Edificios

calificacionenergeticaenvivendas

Un edificio energéticamente eficiente puede considerarse como aquel que minimiza el consumo de la energía convencional (generalmente en forma de electricidad, gas natural y/o gasóleo, todas ellas no renovables), con el fin de ahorrar y procurar un uso racional de la energía. Podemos hacer posible un menor consumo energético, mejorando la competitividad de empresas y la calidad de vida mediante la tecnología disponible y el fomento de hábitos responsables.

La calificación energética aplicada al parque de viviendas cuantifica una medición de cuánto es eficiente una casa desde el punto de vista energético. Asimismo, la calificación energética puede ser empleada tanto para viviendas existentes o de nueva construcción. La calificación energética supone una forma más sencilla de implementación de mejoras para incrementar su nivel de eficiencia.

En este sentido, los propietarios podrán usar el informe emitido para establecer las condiciones más óptimas con las que puede mejorarse su eficiencia energética, lo cual permitirá ser más competitiva frente a otras donde el consumo energético que supone una de menor calificación se ve muy por encima con el gasto para el usuario final que conlleva. Es por ello que, una vivienda nueva que cuente con calificación energética permitirá a los compradores realizar comparaciones sobre la eficiencia energética de los hogares que están estudiando para su posible compra o alquiler.

¿Cómo podemos mejorar la calificación energética de nuestra vivienda? La respuesta puede estar próxima a los estándares actuales sobre la definición de la arquitectura bioclimática, sostenible o de energía cero consistente en el diseño de edificios teniendo en cuenta las condiciones climáticas adyacentes sobre la ubicación geográfica, aprovechando los recursos naturales disponibles como el sol, la vegetación, lluvia o viento entre otros, consiguiendo además disminuir el impacto ambiental, al reducir el consumo de energía que generalmente se presenta en forma eléctrica o gas natural y que precisamente no son baratas para el bolsillo del consumidor.

La vivienda eficiente consigue un cuantioso ahorro e incluso puede lograr ser sostenible en su totalidad (coste cero). Las medidas a implantar suponen un coste constructivo mayor, pero no le reduce rentabilidad a medio o largo plazo, pues llegan a amortizarse en el tiempo y permite mantenerse ajeno a subidas progresivas de la energía consumida por parte de las compañías suministradoras; asimismo logramos frenar el evitable desastre medioambiental ecológico que dejamos a nuestro paso.Calificación energética

No es un concepto nuevo, un ejemplo de ello pueden ser las casas encaladas en un perfecto blanco de los pueblos de Andalucía, sus muros gruesos retardan las variaciones de temperatura causado por su inercia térmica, los tejados orientados al sur en zonas frías con objeto de aprovechar la incidencia del sol en su recorrido diario, etc. De esta forma, un edificio bioclimático busca adaptarse al clima del lugar. No obstante aparece una triple resistencia: por un lado los inversores, que no desean gastar más de lo estrictamente necesario, los usuarios que no comprenden aún el concepto sostenible o eficiente y los profesionales y escuelas de arquitectura que privilegian o anteponen el formalismo sobre la adaptación al clima.

La arquitectura sostenible y eficientemente energética procura el equilibrio y la armonía entre el consumo y el medio ambiente sin renunciar a un gran nivel de confort térmico interior a través de la adecuación del diseño, la orientación, geometría adaptativa teniendo en cuenta el clima y las condiciones del entorno. Para lograr este fin y la eficiencia energética se debe tener en consideración una serie de estrategias.

  • Mejora del aislamiento térmico en la envolvente constituida por muros, techos, ventanas y suelos. Aplicar un buen aislamiento térmico evita en el invierno la pérdida de calor por su protección con respecto al exterior y en verano la entrada de calor. Una medida básica consiste en la duplicación del aislamiento térmico de azoteas en aquellas zonas climáticas de alta incidencia en radiación solar e incremento de elementos de sombreado general. La calidad empleada en carpintería exterior es vital para la mejora de este aspecto con propiedades de rotura de puente térmico, doble acristalamiento, etc. Además el color de esta envolvente también es esencial en la captación o repulsión energética solar.
  • Incrementar la impermeabilidad, a fin de reducir las pérdidas de calor y enfriamiento interior por infiltración en cierres con el exterior.
  • Adecuación de la orientación del edificio en función de la ubicación geográfica e historia climática del lugar. De esta forma se debe permitir la entrada del sol en invierno incorporando incluso sistemas de efecto invernadero, evitar sombras producidas por otros edificios sobre nuestra vivienda, evitar la incidencia del sol en verano mediante el diseño de protecciones solares fijas, móviles y/o naturales.
  • Siempre usar sistemas de climatización (calefacción y aire acondicionado) lo más eficientes posible, constando de la mejor calificación del etiquetado energético. El aislamiento juega un papel fundamental en la reducción de consumo de estos equipos, pues es necesario conservar las condiciones termohigrométricas introducidas por esta vía.
  • Procurar el ahorro energético en la producción de agua caliente sanitaria mediante equipos altamente eficientes y el apoyo o sustitución por instalaciones solares térmicas.
  • Utilizar una iluminación eficiente en base a una distribución coherente según necesidades conforme al destino de los espacios y lógicamente con el uso de lámparas de bajo consumo.
  • Actualizar y modernizar las instalaciones energéticas del edificio adaptadas a niveles superiores de eficiencia.
  • Integración de energías renovables en la edificación. Mediante la integración de instalaciones basadas en fuentes de energía renovable hacemos posible que todo el consumo provenga de generación propia no contaminante. En determinados casos donde la combinación de esta tecnología de microgeneración y edificio eficiente, puede llegarse incluso a producir más energía de la consumida, esta energía sobrante podría ser vertida a la red y deducida de nuestro consumo o idealmente remunerada, en este sentido parece obvia la inclusión de una normativa reguladora que active esta posibilidad de tanto interés, en este caso hablamos de los denominados edificios de energía plus (Producen más energía de la importada desde la red de suministro). Las instalaciones renovables más susceptibles de ser empleadas son, en orden de uso, la energía solar térmica (producción de agua caliente sanitaria, incluso calefacción y refrigeración por absorción), la energía solar fotovoltaica (producción de energía eléctrica), la energía eólica (mediante aerogeneradores se puede generar electricidad y calor), energía de la biomasa e incluso la energía geotérmica (calefacción).

Calificación energéticaConclusión

El objetivo de la obtención de una buena calificación energética no es un mero capricho o como muchos pensarán un “sacadineros”, el sentido es mucho más sensato, beneficioso y sostenible en la escalada de puestos en la etiqueta energética hasta la deseada “A”.

Se trata de la optimización energética para procurar un ahorro o disminución en el suministro de una energía convencional, que consumimos diariamente por un alto precio (cada vez más caro, impredecible y manejado al antojo de grandes empresas) y que proviene en parte de fuentes no renovables altamente contaminantes, en aras de invertir el contexto actual hacia la no necesidad de generación (la mejor energía es la que no se consume) o de ser vital, la generación a partir de fuentes de energía renovables que conllevará sin duda a la mejora de la calidad de vida en toda su extensión; si prosperan las iniciativas que existen encaminadas al concepto de vivienda de energía plus (con microgeneración propia para uso y trueque o venta de excedente energético a la red) incluso podemos contribuir activamente acelerando el proceso de sostenibilidad global, previo permiso e intereses del gobierno y sus vínculos empresariales…

Con esta medida, el único que pagará las consecuencias será el propietario o arrendador, si bien la leve cuantía, que no llegará a los trescientos euros, será amortizada en la compra o primer mensualidad, habida cuenta además de que este precio no supondrá demasiado para el promotor o propietario que en su tiempo especuló con cantidades muy superiores en épocas pasadas.

La actualización del parque de edificios actual, con la intencionalidad de mejorar la calificación obtenida e incrementar su competitividad frente al usuario que busca la compra o alquiler de inmuebles, permitirá a su vez el movimiento de la economía desde el técnico que emite los informes hasta el profesional que reforma las instalaciones o soluciones constructivas de los mismos con el propósito final de mejorar entre todos, la calidad de vida de nuestros descendientes.

Related Posts
Motores cuatro tiempos y motores dos tiempos
Análisis en piezas mecánicas
Análisis de Piezas Mecánicas
Eficiencia Energética en la Envolvente Térmica

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Blog de Noticias, Novedades y Promociones del Grupo de Empresas CARMAN