Artículos Técnicos
0

Obsolescencia programada

También conocida como obsolescencia planificada, términos que se refieren a la práctica de determinar la vida útil de un producto desde su fase de diseño.

Mientras que puede ser visto como una forma de aprovechamiento con fines lucrativos por parte de algunos consumidores, desde el punto de vista ingenieril y del desarrollo tecnológico es algo necesario y con muchas ventajas, incluyendo ventajas para el mismo consumidor.

Sin la obsolescencia programada, a estas alturas estaríamos usando equipos y maquinarias del siglo pasado (o porque no de siglos pasados). ¿Por qué? Pues porque con un equipo, una máquina o cualquier producto en general que mantenga al usuario satisfecho con su funcionamiento, la posibilidad de probar, desarrollar y competir con nuevas tecnologías no existiría, o al menos sería muy baja. Ya conocen el dicho, “mejor malo conocido que bueno por conocer”. Así pues, diseñadores, inventores e incluso empresas completas podrían llegar a la bancarrota debido a que sus ventas se verían disminuidas considerablemente, lo que derivaría también en un gran número de desempleados por el cierre de dichas empresas.

Por otro lado, el hecho de que la obsolescencia llegue muy rápidamente genera el problema de la acumulación de desechos, especialmente aquellos de equipos eléctricos y electrónicos, así como de todos los productos cuyos materiales no son biodegradables y que afectan considerablemente a nivel ambiental.

Como verás, existen grandes ventajas y desventajas con respecto al uso de la obsolescencia programada, por lo que a continuación veremos algunas de ellas.

Ventajas

– A nivel de ingeniería, la planificación de la vida útil de un producto, permite determinar los materiales, herramientas y técnicas necesarias para su producción con la posibilidad de disminuir los costos y aumentar la competitividad con respecto al precio para lograr mejores ganancias.

– Para la economía de una región y hasta la de un país, el uso de la obsolescencia programada puede ser muy beneficiosa. Así, se mantendrían los altos ingresos para las empresas, estas a su vez se mantendrían pagando los impuestos correspondientes y los consumidores, muchos de ellos trabajadores de dichas empresas, conservarían sus empleos con seguridad.

– A nivel de la calidad de vida, el hecho de que grandes empresas se esmeren para mejorar el producto de su competidor una vez que este se vuelva obsoleto, genera grandes inversiones en el ámbito de la investigación y desarrollo, permitiendo esto a su vez mejorar la calidad de vida de todos al facilitar las actividades del día a día con las nuevas tecnologías.

Desventajas

– Una de las principales desventajas se mencionó anteriormente. El hecho de que se generen desechos masivamente nos lleva a preocuparnos por el medio ambiente. Esto a su vez, genera un problema económico directo sobre las empresas, ya que con la creciente concienciación sobre el cuidado del medio ambiente han sido creadas nuevas leyes y regulaciones que obligan a las empresas a realizar modificaciones en sus procesos que resulta en grandes gastos.

– Por otro lado, existe un gran número de consumidores que buscan mayor durabilidad de los productos que adquieren, con lo cual buscan alternativas que les proporcionen dichas características por encima de cualquier otra, afectando así a algunas marcas que ven sus ventas disminuidas.

En fin, como muchas cosas en la vida, la obsolescencia programada tiene sus pro y sus contra, todo depende del punto de vista con el que se analice. ¿Es algo bueno o algo malo? Tu decides.

Related Posts
Motores de camiones
Motores de camiones y sus características
Ingeniería Inversa
Tipos de Motor

Pin It on Pinterest

¿Te ha gustado?

¡¡Compártelo con tus amigos!!

Blog de Noticias, Novedades y Promociones del Grupo de Empresas CARMAN