Artículos Técnicos
0

Licencia de Apertura o Actividad

Licencia de Apertura o Actividad.

En primer lugar, antes de desarrollar los trámites para la concesión de una licencia de Apertura o de Actividad, es necesario definir ésta.

Cuando hablamos de licencia de Apertura o Actividad, estamos hablando de una Licencia Municipal, la cual es obligatoria  para que en un local pueda habilitarse una actividad, ya sea de carácter comercial, industrial o de servicios. Esta licencia acredita al local para una actividad específica, bajo el cumplimiento de ciertas condiciones de uso y de habitabilidad.

Las licencias de apertura o actividad siempre se conceden a la persona que explota la actividad en dicho local, lo cual quiere decir que en caso de traspaso, ya sea por alquiler o venta, la licencia deberá renovarse para poder continuar la actividad.

  • ¿Quién está obligado?

Hasta hace unos años, todos los locales debían contar con licencia de Apertura, exceptuando actividades profesionales, artesanales o artísticas realizadas en la propia vivienda, si éstas no ejercían una venta directa al público ni causaban molestias a terceros.

Esto se modifica en parte debido a la Ley de Economía Sostenible, de 5 de marzo de 2011: “con carácter general, el ejercicio de actividades no se someterá a la obtención de licencia u otro medio de control preventivo. No obstante, podrán someterse a licencia o control preventivo aquellas actividades que afecten a la protección del medio ambiente o del patrimonio histórico-artístico, la seguridad o la salud públicas, o que impliquen el uso privativo y ocupación de los bienes de dominio público, siempre que la decisión de sometimiento esté justificada y resulte proporcionada”. Esta ley llevaba la intención de agilizar la creación de negocios, siendo suficiente la presentación de una comunicación previa de apertura en el Ayuntamiento cumpliendo los requisitos de la actividad a desarrollar, los cuales se comprobarían a posteriori. Esto favorece un rápido comienzo de la actividad puesto que se puede empezar con ella sin necesidad de esperar al “visto bueno” del Ayuntamiento, el cual, como hemos dicho, comprobará los requisitos después de la presentación de esta comunicación.

Además en 2012, la normativa sobre licencias de apertura en el Real Decreto Ley 19/2012 de 25 mayo, introduce importantes novedades para la obtención de las licencias de apertura. Esto se conoció como Licencias Express.

Esta normativa indica que los locales con menos de 300 metros cuadrados no requieren de licencia previa sino de una Declaración Responsable o comunicación previa. Esto no supone un gran cambio puesto que sigue necesitándose un informe técnico y pagar las tasas municipales.

  • Tipo de Licencias de Apertura y Actividad

Las licencias se diferencian en función del grado de molestias, daños y riesgos a las personas:

  1. Actividades Inocuas. No deben generar ninguna molestia, impacto medioambiental o daños a bienes o personas. Es el caso de los comercios de productos no perecederos ni peligrosos, o una pequeña oficina abierta al público.
  2. Actividades Calificadas. Son las consideradas molestas, insalubres, nocivas y/o peligrosas; las cuales necesitan adoptar medidas correctivas sanitarias, de seguridad y medioambientales. Dentro de este tipo, podemos encontrar: Hostelería, actividades industriales, etc.
  • Proceso General

Generalizando, el proceso habitual a seguir para lo obtención de la Licencia de Apertura sería:

  • Informe o proyecto técnico de licencia de apertura y/o adecuación del local. Este debe hacerlo un técnico competente (ingeniero técnico industrial, ingeniero industrial…). Puede que se requiera un visado por el Colegio Oficial, lo cual implica el pago de unas tasas.

Licencia de Apertura

  • Pago de tasas municipales para la obtención de la licencia, en banco o en el propio ayuntamiento.
  • Presentación de la solicitud de la licencia, la cual debe ir acompañada por el proyecto técnico y el abono de las tasas. Esta solicitud se suele registrar en urbanismo o en medio ambiente.

El plazo de resolución depende totalmente del Ayuntamiento, sin tener plazo máximo, lo cual implica que se pueda alargar en exceso. No obstante, se suele empezar a funcionar una vez entregada la documentación amparándose en el silencio administrativo, siempre y cuando estemos seguros de que lo que tenemos cumple los requisitos para evitar problemas posteriores.

Related Posts
Fabricación: Adicción vs Sustracción
Embragues de Motocicletas
Cómo funciona un Fórmula 1 parte II

Pin It on Pinterest

Share This
Blog de Noticias, Novedades y Promociones del Grupo de Empresas CARMAN